×

Identificación de usuario

Campo obligatorio
Campo obligatorio
¿Aún no tienes tu cuenta? Date de Alta

QUE HACER EN ZARAGOZA

i18n: By francisco

Zaragoza, antiguamente conocida como Caesaraugusta durante el Imperio Romano, ha sido un punto importante y estratégico al estar situada junto al río Ebro. En pocos días podemos recorrer su historia y adentrarnos en los abundantes estilos arquitectónicos que conserva, como el famoso Mudéjar. Descubramos qué ver en Zaragoza, una bonita ruta donde los más peques disfrutarán aprendiendo.

1. Ruta de Caesaraugusta
Si nos remontamos al siglo I a.C., en pleno esplendor del Imperio Romano, es fundada la ciudad de Caesaraugusta. En su nombre radica la importancia de ésta urbe, ya que fue la única ciudad romana que alardeó por ser obsequiada con el nombre completo del emperador, Caesar Augusto.

Hoy día podemos adentrarnos en aquella fascinante civilización visitando cuatro interesantes zonas arqueológicas: el teatro, las termas públicas, el foro y el puerto fluvial. Un recorrido para ver en Zaragoza donde disfrutarán, y aprenderán, tanto niños como mayores.

Para visitar los cuatro yacimientos es posible comprar una entrada combinada, cuyo precio de 7€ nos saldrá mejor que ir adquiriendo cada ticket por separado (si hemos comprado el billete del bus turístico, la entrada combinada nos saldrá por 5€, tan solo debemos mostrar el billete a la hora de adquirir nuestra entrada).

» Teatro romano
Esta impresionante construcción, la mejor conservada de Zaragoza, gozó de más de 200 años de uso. Poco a poco la actividad teatral fue en declive hasta que en el siglo III, debido al miedo por una invasión, los materiales del teatro fueron arrancados para ser usados en la construcción de la nueva muralla. Es por ello que a nuestros días ha llegado tan solo con el esqueleto, una pena no poder admirar el bonito recubrimiento de alabastro que tuvo.

A parte de recorrer el propio teatro, anexo a éste, tenemos el museo con diferentes salas para conocer mejor su historia y poder admirar los objetos que en se extrajeron en las excavaciones. No te pierdas la proyección audiovisual que tiene lugar en el sótano.

» Termas públicas
Nuestra siguiente parada son las termas públicas, cuyo uso estuvo comprendido entre los siglos I a.C. al siglo IV. Las termas, a parte de su principal uso, la limpieza del cuerpo, era un lugar de reunión social. Es aquí donde podían escuchar música o poesía, leer, pasear o hacer deporte.

En las termas públicas de Caesaraugusta contaba con diferentes estancias como las letrinas, vestuarios, gimnasio, salas calientes, templadas y frías. Este espacio también disponía de una piscina porticada de 16 metros (actualmente solo se conserva 9,7 metros).

La vista a las termas se realiza cada 30 minutos, comenzando ésta con una proyección audiovisual. Todo se completa con varias reproducciones y una maqueta.

» Foro romano
Seguimos nuestra ruta hasta el foro de Caesaraugusta, lugar de reunión y centro neurálgico religioso, económico, civil y político. Lo normal en la época romana, es que el foro estuviese situado en el cruce de las dos principales calles de la ciudad: cardo y decumano. Pero en el caso de Zaragoza el foro se establecía cerca del río Ebro, junto al Puerto Fluvial. He aquí la importancia de este afluente.

En el Museo del Foro encontramos restos arquitectónicos del foro, así como una interesante proyección audiovisual.

» Puerto Fluvial
Terminamos nuestra ruta de Caesaragusta en el Puerto Fluvial el cual se encuentra ligado al Foro. Es aquí donde tenía lugar un auténtico trasiego de mercancías provenientes de diferentes puertos encaramados al río Ebro: cerámicas, mármoles, ánforas de vino, lana, trigo, sal, madera… Las embarcaciones comenzaban a descender el río desde la ciudad de Vareia (Logoño) hasta llegar a Dertosa (Tortosa), ultima urbe navegable del Ebro. Es luego cuando las embarcaciones deberán remontar el río arrastradas por sogas y un gran sacrificio físico.

Como en los demás museos, veremos una proyección audiovisual para comprender mejor lo que antaño fue la actividad en el Puerto Fluvial. Una interesante maqueta nos transportará al siglo I a.C. acompañada de información narrada.

2. El Puente de Piedra
Una de las postales más bonitas de Zaragoza. El puente de piedra atraviesa el río Ebro y fue construido en el siglo XV. Es un lugar ideal para pasear con las primeras luces del alba o al atardecer. Desde aquí podemos fotografiar un bonito skyline con la Basílica de Nuestra Señora del Pilar como protagonista. Un rincón de Zaragoza que no podemos dejar de ver.


3. Torreón de la Zuda
Actualmente alberga una de las oficinas de Turismo de Zaragoza, pero el torreón de Zuda ha sido utilizada desde su construcción en la época romana. Se levantó como uno de los torreones de la antigua muralla romana de Caesaraugusta para más tarde construir aquí el alcázar de los gobernadores musulmanes, cuyo uso estuvo comprendido entre los siglos VIII al XII. En el siglo XII, Zuda se convirtió en el palacio de los reyes cristianos hasta que en el siglo XIII pasa a pertenecer a la Orden Militar de los Caballeros Hospitalarios de San Juan de Jerusalén. Su aspecto actual pertenece a la segunda mitad del siglo XVI. Como podemos ver, este asombroso torreón tiene impreso en piedra más de dos mil años.

El torreón de la Zuda alberga una de las mejores vistas panorámicas de la ciudad. Se puede acceder, de forma gratuita, a su quinta planta para disfrutar del Mirador de las Cuatro Culturas, una forma diferente de ver Zaragoza.

4. Murallas
Anexas al torreón de la Zuda nos topamos con las antiguas murallas romanas, construidas en el siglo III, de las que disponía la ciudad. Fueron reveladas a luz durante la última restauración del torreón en el año 2000, pudiendo admirar un total de 80 metros de longitud. Esta impresionante construcción mantuvo a Zaragoza a salvo durante la época visigoda y musulmán.

5. Estatua del Emperador Cesar Augusto
Junto a las murallas romanas nos encontramos con la estatua en bronce del Emperador Cesar Augusto. Parece que nos da la bienvenida a ésta bonita ciudad, tan importante en época del Imperio Romano.


6. Basílica de Nuestra Señora del Pilar
Imponiéndose en la plaza del Pilar nos topamos con la joya de Zaragoza. De estilo barroco, aunque tuvo predecesores románicos y góticos, es uno de los templos de peregrinación más importantes de la cristiandad. En su interior podemos destacar el Retablo Mayor (siglo XVI), el Órgano, el Coro Mayor, la Santa Capilla (que guarda la imagen de la Virgen del Pilar del siglo XV) y los frescos de la bóveda del Coreto y la cúpula Regina Martyrum (que fueron pintados por Goya).

La visita a la basílica es gratuita, aunque podemos subir a una de sus torres para admirar las bonitas vistas (3€). También podemos visitar el museo Pilarista que tiene un coste de 2€.

7. Catedral de el Salvador (La Seo)
También conocida como “La Seo”, la Catedral de el Salvador auna en sus piedras diversos estilos de diferentes épocas recorriendo desde el Románico hasta el Neoclásico, pasando por el Mudéjar. La Catedral fue construida sobre la antigua mezquita de la ciudad. No podemos perdernos el exterior noreste del muro, donde poder ver una impresionante obra mudéjar, única en Zaragoza. En el interior nos encontramos el bonito Retablo Mayor, fabricado en alabastro policromo, y el museo de los tapices flamencos del Cabildo Metropolitano.

La entrada conjunto tanto a la Catedral de el Salvador como al museo de los tapices tiene un coste de 4€.

8. Arco del Déan
Éste bonito arco gótico del siglo XIII conecta la Casa del Deán con la Catedral de el Salvador. Cuenta la leyenda que quien ose cruzar este corredor, el demonio le absorberá su alma. Es por ello que hay que atravesarlo sin respirar.

9. La Lonja
Este bonito edificio fue construido en el siglo XVI como Lonja de Mercaderes. Su entrada es gratuita y en su interior podemos disfrutar de un bonito techo con bóvedas de crucería estrelladas soportadas por columnas anilladas. Actualmente se utiliza como sala de exposiciones.

En el exterior, junto a los arcos del tercer piso, podemos observar diversas imágenes de comerciantes y mercaderes. Fíjate un poco más y encuentra el busto que destaca sobre los demás… se cree que fue su arquitecto.

10. Caballito de La Lonja
En la parte trasera de La Lonja encontramos una estatua de bronce de un caballito. Esta estatua representa el caballito de cartón original en el que el fotógrafo Ángel Cordero Gracia inmortalizaba a quien lo deseaba. Hoy día se ha convertido en un rincón de Zaragoza donde poder ver a los niños disfrutar mientras les tomamos una fotografía.

11. Pasaje de la Industria
Éste elegante pasaje con dos corredores que se cortan, fue construido en el siglo XIX para el disfrute de pequeños grupos de nobles y burgueses zaragozanos. Hoy día es un lugar fresco donde resguardarse del calor, tomar algo y deleitarse con su arquitectura y detalles de estilo clasicista.

12. Palacio de la Aljafería
Es la hora de alejarse un poco del centro de Zaragoza para acercarnos hasta el monumento más importante del siglo XI. El Palacio de la Aljafería supone uno de los mayores ejemplos de arte hispanomusulmán. Antiguo palacio de los reyes musulmanes, tras la conquista de Zaragoza por parte de Alfonso I, la Aljafería pasó a ser el palacio de los monarcas aragoneses.

Tras muchas reformas y ampliaciones durante los diferentes reinados, la Aljafería es una joya que no podemos dejar de ver en Zaragoza. La entrada son 5€ (con el billete del bus turístico se queda en 4€), pero si la visita se realiza el domingo, será gratis.

13. Parque Grande José Antonio Labordeta
Localmente conocido como el Parque Grande, este rincón de Zaragoza es ideal para escapar del calor veraniego. Con más de cuatrocientos mil metros cuadrados alberga en su interior, junto a la entra principal Puente de los Cantautores, una bonita “escalera” de fuentes ornamentales. Podemos disfrutar de un jardín botánico así como unos viveros municipales. Existe la posibilidad de alquilar bicicletas o montar en un tren turístico.

14. Parque del Agua
Ahora cambiamos la antigua Zaragoza para ver una Zaragoza más moderna. Al noroeste del centro de Zaragoza encontramos el Parque del Agua, donde se estableció la Expo de Zaragoza 2018. Es aquí donde podremos ver como conviven en total armonía la arquitectura moderna con la naturaleza a través de varios espacios: la Torre del agua, el Pabellón Puente, el Palacio de Congresos y el Acuario.

A parte de admirar el recinto de la Expo, en el Parque del Agua podemos disfrutar con los más pequeños de muchas actividades: kayak, bicicletas, tren turístico, cisnes de pedales, una playas con zona de baño, jardín botánico, jardín acuático, parque multiaventuras, y un largo etcétera.

¿DONDE COMER en Zaragoza?

1. “El Tubo”
“El Tubo” no es una calle, sino una congregación de pequeñas calles muy conocidas por sus tapas, y un lugar de Zaragoza que tenemos que ver. Aquí se congregan diversos restaurantes y pequeñas taperías donde saciar nuestro hambre. Lo mejor es perderse por “El Tubo” y buscar el rincón que más nos plazca para degustar sus platos.